Share
.vc_custom_1474730300337{border-bottom-width: 0px !important;padding-top: 0px !important;padding-right: 0px !important;padding-bottom: 0px !important;padding-left: 0px !important;}.vc_custom_1474973496287{padding-top: 150px !important;}

Sor María de León Bello y Delgado

María de León y Delgado (El Sauzal, 23 de marzo de 1643 -San Cristóbal de La Laguna, 15 de febrero de 1731), fue una hermana lega y mística perteneciente a la Orden de Predicadores (dominicos) y popularmente conocida en las Islas Canarias como “La Siervita” y “Sor María de Jesús”, nombre este último que adoptó cuando recibió los hábitos.

Su vida religiosa fue austera, simple y llena de milagros, de hecho, es uno de los mayores casos de portentos sobrenaturales y milagrosos en torno a una persona, en donde destacan ya no sólo la inexplicable incorruptibilidad de su cuerpo, sino todos los prodigios y milagros que rodearon su vida, entre los que destacan: estigmas, éxtasis, levitación, hipertermia, clarividencia y bilocación, entre otros. Esta religiosa murió en olor a santidad, aunque esta fama devocional la tuvo incluso desde antes de su muerte.

Hoy en día, es una de las figuras históricas de origen canario más veneradas del archipiélago, conjuntamente con el Santo Hermano Pedro de Betancur y el Padre San José de Anchieta. Igualmente la devoción hacia “La Siervita” es una de las más importantes de la isla de Tenerife en particular y de las Islas Canarias en general. Actualmente se está tramitando el proceso para su beatificación.